bee

+

-

+

Ganaste Experiencia
INICIAR SESIÓN Versión Beta

Participa en Coopernia

comentar

Ahora puedes seguir aprendiendo con Aula365 en tu celular

DESCARGAR DESDE
ANDROID
DESCARGAR DESDE
APPLE STORE
csnat

Aulalandia / Películas / Ciencias Naturales

Aventuras submarinas, ¡un mundo por conocer!

Bajo el agua viven muchísimas especies, algunas muy pequeñas y otras enormes. Hay peces de una gran variedad de colores, otros luminosos que viven en las profundidades y grandes depredadores.

hd
Y a ustedes, ¿qué les gustaría encontrar en el fondo del mar?


Misterios de las profundidades
Aventuras submarinas, ¡un mundo por conocer!
Bajo el agua viven muchísimas especies, algunas muy pequeñas y otras enormes. Hay peces de una gran variedad de colores, otros luminosos que viven en las profundidades y grandes depredadores. Pero es muy poco lo que conocemos de nuestros océanos; queda mucho por explorar. Viaja en submarino con Los Creadores y descubre a todos los seres que viven allí.

santi-submarinoEl agua ocupa tres cuartas partes de la Tierra y se calcula que sólo el 20% del océano ha sido explorado. ¡Sabemos más de Marte y de la Luna que de nuestros mares!. En las profundidades oceánicas cada día se descubren especies nuevas, desde tiburones hasta microorganismos. Es hora de empezar a recorrer este nuevo mundo, ¡el mundo acuático!

Hasta finales del siglo XIX se creía que no existían seres vivos a más de 2.000 metros de profundidad. Un siglo después se comprobó que esa creencia estaba equivocada ya que a más de 2.500 metros de profundidad se pudieron encontrar muchas especies y muy diversas.

El mar profundo es un lugar frío y oscuro donde no llegan los rayos del sol y las temperaturas no alcanzan a superar los 2° C. Sin embargo, son muchos los animales que nadan allí. En plena oscuridad, varias especies de peces ¡no tienen ojos! Otros son luminosos y algunos parecen monstruos, como los de los cuentos de terror.

Generalmente, los peces abisales (se denomina zona abisal al espacio oceánico entre 3.000 y 6.000 metros de profundidad) viven más. Estas criaturas submarinas dependen de su relación con ciertas bacterias que les dan luminosidad. Este es un caso de relación simbiótica, Esto significa que se necesitan mutuamente para vivir. El brillo verde azulado de estos peces es producido por miles de millones de bacterias luminosas que viven bajo sus escamas. La luz les permite cazar, navegar, comunicarse y esconderse de sus depredadores. A cambio, las bacterias tienen hogares seguros y nutrientes que toman del pez.

mundo-submarino
Un mundo oculto en las profundidades
Fuente: shutterstock.com
Descubriendo el fondo del mar

El hombre siempre quiso conocer las profundidades oceánicas. Por primera vez, en 1872 se inició la expedición Challenger, considerada como la primer gran campaña oceanográfica. Esta expedición se llevó a cabo gracias al impulso del escocés Charles Vyville Thompson, que tenía la idea de medir el fondo del mar y averiguar si allí había vida. ¡Lo mismo que ahora queremos saber de Marte!

El HMS Challenger, fue un barco que tiraba cuerdas con pesos atados que permitían medir y anotar de cuánto era la profundidad. En una de las mediciones en el océano Pacífico, los pesos bajaron y bajaron hasta alcanzar una profundidad aproximada de 8.200 metros. ¡Los científicos de la expedición, no podían creerlo! No sólo descubrieron la zona más profunda del océano: la fosa de las Marianas, sino que también hallaron una cordillera submarina. Pero la tecnología de la época no daba para mucho más y quedaron demasiadas incógnitas sin resolver…hasta que, setenta años más tarde, otra expedición Challenger (llamada así en honor a la primera) descubrió una profundidad de más de 11.000 metros. ¡Es el punto más profundo del planeta! Este lugar fue bautizado “abismo Challenger”.

El 23 de enero de 1960 fue la primera vez que una nave tripulada, creada por Auguste Piccard, descendió al fondo del mar. El capitán fue Jacques Piccard , hijo del inventor, que viajó acompañado por Don Walsh, un oficial de la Armada estadounidense. Se sumergieron hasta el abismo Challenger, a unos 11.034 metros de profundidad ¡Un viaje sin precedentes!

Con el correr de los años se enviaron varios robots, pero no hubo ningún otro descenso tripulado hasta el 25 de marzo de 2012, cuando el cineasta James Cameron se convirtió en la primera persona en bajar sola hasta el fondo del mar.

Durante más de tres horas, Cameron pudo moverse por el fondo a bordo del Deepsea Challenger, un sumergible de siete metros de largo y 12 toneladas de peso con forma de misil. El director de Avatar, Titanic y Terminator se sumergió con cámaras 3D y luces LED de dos metros y medio de largo, para iluminar y observar ese misterioso mundo. ¿Qué vio allí abajo? Ya podremos verlo en un documental que está preparando, pero anticipó que no vio grandes peces, ni medusas, ni calamares gigantes.

Y a ustedes,
¿qué les gustaría encontrar en el fondo el mar?

Top 5

"Me gustaría encontrar Alejandría, la biblioteca perdida! "
Athenea

4

Comentar

todos los comentarios

ver mas comentarios

Estamos Reconectando
este espacio...

En unos minutos vuelve para disfrutarlo.